No cerrar sesión ¿Has olvidado tu contraseña?
 Está aquí : Inicio > Web de La Clínica del Peso > Nutrientes > Proteínas: las mejores fuentes
El método LeDiet
Calcule su IMC
Guías de LeDiet
Preguntas y respuestas LeDiet
Enciclopedia de la nutrición
Recetas LeDiet para adelgazar
Frutas y verduras
de temporada
Cálculo de mi
actividad física
Proteínas: las mejores fuentes
Las proteínas son nutrientes formados por aminoácidos, algunos de los cuales son considerados «esenciales», pues el organismo no los puede sintetizar y deben ser aportados por la alimentación. Las proteínas son indispensables para la salud. Pueden ser de origen animal o vegetal.

¿Por qué necesitamos proteínas?

Las proteínas tienen un papel importante en:
- la construcción y el mantenimiento de los músculos, huesos, piel, cabello, uñas, todas las membranas celulares,
- la síntesis y la acción de las hormonas y enzimas necesarias para la digestión y el metabolismo, - la interconexión de las neuronas,
- el transporte de sustancias como el hierro, la hemoglobina, los triglicéridos, el colesterol y los fosfolípidos, y también de los medicamentos,
- el mantenimiento de la presión osmótica, la coagulación, el sistema inmunitario...

Observación: la función energética de las proteínas es secundaria (1 g aporta 4 kcal).

¿Dónde se encuentran las proteínas alimentarias?

Los alimentos ricos en proteínas de origen animal son: la carne, el pescado, el marisco, los huevos, la leche y los productos lácteos (yogur, queso blanco, Petit Suisse, queso...).

Los alimentos ricos en proteínas de origen vegetal son: los cereales (quinoa, cebada, trigo, avena, centeno...) y las leguminosas (soja, lentejas, alubias, garbanzos...).

La calidad nutricional de las proteínas depende de su valor biológico, que viene determinado por su contenido en aminoácidos esenciales. Se considera que una proteína tiene alto valor biológico en función de su mayor contenido en aminoácidos esenciales (el huevo es la proteína de referencia, pues contiene todos los aminoácidos esenciales).

>> Volver a la página "Nutrientes"