No cerrar sesión ¿Has olvidado tu contraseña?
 Está aquí : Inicio > Web de La Clínica del Peso > Adolescentes > Comer bien durante los exámenes
El método LeDiet
Calcule su IMC
Guías de LeDiet
Preguntas y respuestas LeDiet
Enciclopedia de la nutrición
Recetas LeDiet para adelgazar
Frutas y verduras
de temporada
Cálculo de mi
actividad física
Comer bien durante los exámenes
Algunos consejos indispensables para mejorar el rendimiento intelectual y evitar los fallos de memoria:

- consumir suficientes alimentos ricos en hierro: carne, incluyendo vísceras (especialmente la morcilla es muy rica en este elemento).

- garantizar un aporte alimentario regular: en periodo de exámenes, no hay que saltarse ninguna comida, pues el organismo rendiría menos. Hay que respetar siempre desayuno, comida, merienda y cena. Parar a comer permite organizar el tiempo de trabajo que se dedica a cada asignatura, procura un momento de distracción y ofrece a las células grises todo lo que necesitan, para que no vayan a buscar lo que les falta en otros órganos, lo que podría debilitarlos.

Para garantizar un aporte regular, hay que contar con los glúcidos complejos, que también se llaman glúcidos «lentos», o más exactamente, de acuerdo con la terminología actual, de tasa de glucemia baja. Es decir, alimentos que el organismo asimila lentamente, lo que contribuye a mantener la tasa de azúcar en la sangre a un nivel constante. Es decir: hay que comer pan o alimentos feculentos en las comidas.

Lo esencial para las neuronas es que una actividad intelectual las estimule constantemente, pero también tienen que comer. Un aporte energético caótico debilita las neuronas, o puede llegar a destruirlas.

- diversificar las comidas para romper la monotonía y cubrir mejor todas las necesidades de vitaminas y minerales, especialmente antioxidantes como:

- la vitamina E, presente en los aceites vegetales,
- el betacaroteno, que contienen las zanahorias, las espinacas y los albaricoques,
- la vitamina C de los cítricos,
- otros oligoelementos, como el selenio o el cobre.

Datos útiles: los antioxidantes permiten luchar contra los radicales libres, los peores enemigos de las neuronas, que son el producto de la transformación de los ácidos grasos saturados presentes en los lípidos de origen animal (carne grasa, queso...).

>> Volver a la página "Adolescentes"