No cerrar sesión ¿Has olvidado tu contraseña?
 Está aquí : Inicio > Web de La Clínica del Peso > Regímenes > La crononutrición
El método LeDiet
Calcule su IMC
Guías de LeDiet
Preguntas y respuestas LeDiet
Enciclopedia de la nutrición
Recetas LeDiet para adelgazar
Frutas y verduras
de temporada
Cálculo de mi
actividad física
La crononutrición
Comer de todo y adelgazar (o mantener la línea) es el sueño de todo el mundo y la promesa que suelen hacer los prescriptores de los regímenes de moda. La crononutrición es uno de ellos: se puede comer de todo, siempre que cada alimento se consuma exclusivamente en un momento preciso del día.

¿Qué es la cronunutrición?

La crononutrición es un principio de nutrición desarrollado en 1986 por el doctor Alain Delabos. Su autor la definió, no cómo un régimen, sino como una forma de alimentarse, respetando nuestro «reloj biológico», que depende de las variaciones metabólicas que se suceden a lo largo del día: al parecer el cuerpo no asimila los diferentes alimentos de la misma manera en función del momento del día.

Concretamente, para respetar estos ritmos hormonales y metabólicos, deberíamos consumir alimentos grasos por la mañana, «densos» a mediodía y por la tarde y ligeros (o nada de nada) por la noche.

Estas grandes líneas se adaptan después en función del «morfotipo» de cada persona: atlético, ascético, tronco de árbol, keops (pirámide), rubens, etc… Además, se añaden algunos preceptos bastante imaginativos del tipo «las personas que presentan un morfotipo keops consumen habitualmente exceso de verduras y alimentos feculentos y pocas carnes y alimentos grasos. Con el fin de paliar esta tendencia, deben consumir más carnes y glúcidos en la merienda y suprimir los alimentos feculentos y las verduras».

Un día típico:

Un día «típico» para una mujer que sigue los preceptos de la crononutrición aporta aproximadamente 1500 kcal por día:

>> Volver a la página "Regímenes"