No cerrar sesión ¿Has olvidado tu contraseña?
 Está aquí : Inicio > Web de La Clínica del Peso > Los lípidos > Colesterol
El método LeDiet
Calcule su IMC
Guías de LeDiet
Preguntas y respuestas LeDiet
Enciclopedia de la nutrición
Recetas LeDiet para adelgazar
Frutas y verduras
de temporada
Cálculo de mi
actividad física
Colesterol


Necesidades
El aporte endógeno de colesterol suele ser suficiente para cubrir las necesidades del organismo.
Cuando más pobre en colesterol es la alimentación, más lo sintetiza el organismo, y a la inversa. No obstante, para limitar los riesgos de enfermedades cardiovasculares, conviene no superar un aporte diario de 1.000 mg.
En personas con trastornos cardiovasculares graves o con hipercolesterolemia grave, es preferible no superar los 300 mg diarios.

Carencia
No se producen carencias en colesterol, pues el organismo lo sintetiza en cantidad suficiente.

Exceso
Normalmente, el exceso de colesterol se elimina por las heces. No obstante, una sobrecarga de colesterol alimentario puede favorecer:
- depósitos de colesterol en las arterias,
- enfermedades cardiovasculares.

Los alimentos llamados 'hipocolesterolemiantes'
Se trata de alimentos que parecen tener la facultad de reducir la tasa de colesterol en la sangre y que, por lo tanto, podrían considerarse una protección contra las enfermedades cardiovasculares. Pertenecen a este grupo:
- los aceites vegetales y las margarinas ricos en ácidos monoinsaturados (como el aceite de oliva),
- los aceites vegetales y las margarinas ricos en ácidos grasos poliinsaturados omega 6 (soja, girasol, colza...),
- el pescado azul rico en ácidos grasos poliinsaturados omega 3 (salmón, atún, sardinas, caballa...),
- los vegetales ricos en fibra soluble, como las pectinas (por ejemplo, la fruta con pepitas),
- los antioxidantes:
- vitamina C: verdura cruda, cítricos, kiwi, mango, guayaba, grosellas negras, fresas,
- vitamina E: sobre todo los aceites de girasol, soja y germen de trigo, y también los de colza o maíz,
- betacaroteno: pigmentos de las frutas y verduras (naranja, mango, albaricoque, espinacas, melón, zanahoria, tomate, la parte verde de las hojas, endivias),
- selenio: pescado, carne, aves de corral, cereales integrales,
- esteroles: aceites vegetales, frutas y verduras.



>> Volver a la página "Los lípidos"